Archivo del sitio

Hiroshima, lo que nunca debió suceder

La primera vez que oí hablar sobre Hiroshima y la bomba atómica fue en casa de mis padres. Mi padre me leía un artículo sobre la Segunda Guerra Mundial. En aquel artículo hablaban sobre la rendición de Japón y sobre la poderosa bomba atómica. Ya han pasado muchos años desde aquello, pero el interés que despertó en mi aquella historia, se ha mantenido viva en mi a lo largo del tiempo. Es por esto que, cuando decidimos viajar a Japón en 2016, Hiroshima tenía que estar entre los lugares que había que visitar.

El 6 de agosto de 1945, a las 8:15h el ejército de Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre objetivos civiles. Miles de vidas humanas se apagaron al instante. Hay quien dice que si la guerra hubiera continuado se habrían perdido aún más vidas. Nadie lo sabrá jamás.

En una de las orillas del río Motoyasu, junto al Parque de la Paz, se encuentran las ruinas del edificio que se levantó para la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima. Aunque parte de sus paredes de ladrillo y hormigón resistieron la fuerza de la destrucción, su cúpula quedó desnuda y sólo el acero aguantó el envite de tan brutal fuerza. El edificio se ha mantenido como recuerdo de lo ocurrido. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por el Unesco en 1996.

En la otra orilla, se encuentra el Parque de la Paz. En él se encuentran varios elementos que conmemoran lo que sucedió en aquel agosto de 1945. La Campana de la Paz puede ser tocada por todos los visitantes y se supone que hace honor a la Paz mundial.

Una de las cosas que más nos llamó la atención durante nuestra visita es que no dejaron de llegar grupos de escolares para visitar el lugar. Fue impresionante ver el respeto que sienten al visitar el parque y sus alrededores. Lo quieran o no, es una parte de su historia.

Todos los días, a las 8h15′, hora en que estalló la bomba sobre Hiroshima, en la torre del Reloj de la Paz, suena un himno en recuerdo de las víctimas. Creedme cuando os digo que casi se me saltan las lágrimas de la emoción. Los japoneses que pasan por el parque a esa hora se paran, y en silencio, ofrecen sus respetos.

 

Otro de los lugares que no se puede dejar de visitar es el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima. Además de contarnos la historia sobre lo ocurrido tras la bomba, hay expuestos infinidad de objetos recuperados tras la explosión. Relojes marcando la hora exacta de la explosión. Juguetes calcinados…

Si hay una historia que hizo que se nos pudieran los pelos de punta fue la de la niña Sadako Sakasi. Tenía 2 años cuando se vio expuesta a la radiación de la bomba atómica y a los 12 años se le diagnosticó Leucemia. Estando ingresada en el hospital, su compañera de habitación le contó una leyenda japonesa que decía que si hacía 1000 grullas de papel, se cumplía cualquier deseo que pidiera. Aquí empezó la historia de las grullas de Hiroshima. Cuenta la historia que Sadako acabó con las existencias de papel del hospital para conseguir su objetivo. Incluso hacía grullas con los envoltorios de los chicles. Hay varios finales sobre si consiguió o no, llegar a hacer las 1000 grullas. Lo que si es cierto es que, tras su muerte en 1955, la grulla se convirtió en un símbolo Paz.

 

Saludos,

Anna & Oskar

Anuncios

Terranova, en busca de los balleneros vascos

Terranova (Newfoundland en inglés) es una isla canadiense perteneciente a la provincia de Terranova y Labrador. Junto con Nueva Escocia, New Brunswick y Prince Edward Island forman la llamada Canadá atlántica. !!Bienvenidos a Terranova!!Newfoundland & Labrador

La capital de Terranova, St. Jonh’s, tiene aeropuerto que conecta la isla con el continente. Otra opción para llegar es el ferry que une las poblaciones de Argentia y Port Aux Basques con North Sydney (Nueva Escocia). Nosotros elegimos esta opción. A pesar de que el viaje dura entre 8 y 16 horas (depende del puerto de destino elegido), como el viaje se hace por la noche en ambos casos, no se hace pesado.Ferry terminal, North Sydney

Una vez en tierra, a nosotros que somos del norte, el paisaje no nos resultó extraño. Serpeteantes carreteras recorriendo una abrupta costa llena de acantilados donde el color verde es el predominante.Carretera de costa

Y en un de esos acantilados se encuentra Cape St. Mary. Una Reserva Ecológica elegida por miles de aves para criar durante los meses de mayo a octubre. Las especies más comunes que se pueden ver son las gaviotas, alcas, araos comunes, cormoranes y sobre todo alcatraces.Cape St. Mary's

Signal Hill es uno de los lugares emblemáticos de St. John’s. Aparte de la batalla que lleva su nombre donde el ejército inglés derrotó al francés y se hizo con la ciudad, Signal Hill es conocido por ser el lugar donde Guillermo Marconi recibió la primera señal transatlántica inalámbrica el 12 de diciembre de 1901.Signal Hill & St. John's

Y como no podía ser de otra manera, donde hay costa, hay faros. Sólo en la isla de Terranova hay casi noventa. Por supuesto que no pudimos verlos todos, pero aquí os dejamos una selección de los que visitamos y mas nos gustaron. El faro de Cape Spear está localizado en la península de Avalon y es el punto más al este de Canadá. En la actualidad hay dos faros ubicados en el mismo lugar. El más antiguo ya no está en funcionamiento y data del año 1836 siendo el segundo faro más antiguo de Terranova. Ahora alberga un museo y está abierto al público (pertenece a la red de parques de Canadá).

El faro de Cape Pine se inauguró en 1851. La luz de la lampara produce destellos cada 5 segundos y además tiene una bocina que emite un sonido cada 60 segundos.Cape Spear & Cape Pine

Antes de convertirse en faro en 1898, Lobster Cove Head utilizaba las banderas como herramienta de comunicación con los barcos que navegaban cerca de la costa. Aunque la casa del farero está abierta al público, nosotros llegamos tarde y no la pudimos visitar. ¡¡No se puede llegar todo!!

El faro de Bonavista se encuentra en el pueblo del mismo nombre. Pueblo descubierto por el explorador italiano Giovanni Caboto en 1497. Pronto se convirtió en un enclave estratégico debido a su cercanía a los grandes bancos de pesca. Ingleses, franceses, portugueses y españoles (principalmente vascos) pescaron en esta zona, pero fueron los ingleses y franceses los que finalmente se quedaron como potencias dominantes.

La visita guiada fue para nosotros solos. El guía nos explicó, mientras nos enseñaba las diferentes estancias, que el primer farero fue irlandés y discípulo del farero escocés de Cape Spear. Y que el ingeniero que diseñó el mecanismo del faro fue el mismo que el que había diseñado el faro Bass Rock en Escocia. ¡¡Otro viejo conocido nuestro, jajajaja!!!Lobster Cove Head & Bonavista Lighthouse
Otro de los lugares que más nos gustó fue Arches Provincial Park, en la costa oeste de la isla, muy cerca del Parque Nacional de Gros Morne. El paso del tiempo y el mar han esculpido esta curiosa roca formando tres arcos por donde pasan las olas. La foto que viene a continuación corresponde a uno de los arcos.Arches Provincial Park

Y como donde construyen faros es porque hay niebla, no queremos finalizar esta entrada sin enseñaros una foto de un bonito pueblo costero envuelto en este enigmático fenómeno meteorológico.Rose Blanche

Como él título de la entrada hace referencia a los balleneros vascos, os dejamos un enlace a un artículo de la web del Gobierno Vasco donde explican la relación entre los pescadores vascos  y Terranova.

Saludos,

Anna & Oskar

Banff National Park (Alberta)

El Parque Nacional de Banff, por su cercanía con Calgary (apenas 1h30′ en coche) es el parque más visitado de las Rocosas Canadienses. Fue declarado Parque Nacional en 1885, dos años después de que tres trabajadores de la Canadian Pacific Railway descubrieran unos manantiales de aguas termales. Banff National Park

Nicholas Morant fue un fotógrafo del siglo XX contratado por la Canadian Pacific para publicitar la zona de Banff y alrededores. Una de sus fotos más famosas está hecha en un tramo de ferrocarril entre Banff y Lake Louise. Fue tanta la fama que adquirió la foto que a la curva que aparecía en su foto le pusieron su nombre, Morant’s Curve.nqt_0531

Al igual que Jasper, Banff tiene infinidad de rincones que recorrer y fotografiar. Una de las cosas que más nos ha gustado de Banff es que está rodeado de paisajes increíbles relativamente cerca del pueblo con lo que podíamos ir a hacer un amanecer y después volver a desayunar al pueblo tranquilamente. Así los madrugones se llevan mejor 🙂nqt_0536

A poco más de 50 km. Banff se encuentra una de las atracciones naturales más famosas de Canadá: Lake Louise. Rodeado de montañas y glaciares, este lago atrae a miles de visitantes al año, intrigados por el intenso verdor de sus aguas. Los rayos del sol al entrar en contacto con el polvo de roca proveniente de los glaciares Lefroy y Victoria hacen que el agua adquiera ese espectacular color. En 1890 se construyó una pequeña caseta de madera para albergar a los turistas de la época victoriana. Tres años después fue destruido por un incendio, pero de inmediato se volvió a construir otra casa de huéspedes con capacidad para 12 personas. El Canadian Pacific Railway lo fue ampliando poco a poco y finalmente lo sustituyó por lo que hoy conocemos como Chateau Lake Louise. Actualmente pertenece a la cadena hotelera Fairmont.nqt_0530

Sin duda alguna, Moraine Lake es el paisaje más fotografiado de las Rocosas Canadienses. Su cercanía a Lake Louise y su espectacular ubicación, en el Valle de los Diez Picos (con montañas de más de 3.000 metros) hacen que sea el lugar perfecto para buscar una buena foto al amanecer. Para los amantes del senderimos, Moraine Lake ofrece varias rutas de senderismo clasificadas por su nivel de dificultad. Lo único que hay que tener en cuenta es que, debido a que es una zona de bastante actividad de osos, muchos de los trails están marcados para hacerlos en grupo. Esto significa que no se puede ir sólo o en pareja. Lo normal es que pidan grupos de 4 0 6 personas. Aunque parezca broma no lo es y el no cumplir esta norma puede suponer una multa de hasta $5.000 y los canadienses se toman muy en serio lo de las multas :).

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es que debido a la afluencia de personas y vehículos, es habitual que cierren el acceso al lago a partir de cierta hora de la mañana. Cuando estuvimos nosotros, en septiembre, a las 11 de la mañana ya no se podía acceder. No nos queremos imaginar cómo tiene que estar en pleno agosto!!!nqt_0532

El otro gran atractivo de Banff es la posibilidad de ver animales salvajes en libertad. Los ciervos son los que más se dejan ver. A principios de otoño es la berrea y oir en directo los bramidos de los ciervos macho, es simplemente espectacular. A pesar de que puedan parecer animales inofensivos, durante la época de celo y con hembras cerca, se pueden volver bastante agresivos. Es por ello que nos encontramos con más señales de peligro que hacían referencia a los ciervos que a los osos. Por algo será!!!
nqt_0529

Y qué mejor forma de finalizar nuestro recorrido por las rocosas que tener un encuentro con un oso negro en las cercanías del lago Minnewanka. Tenía pinta de ser un ejemplar joven y tras cruzar la carretera, se quedó comiendo raíces a pocos metros nuestro. Quizás no fue tan espectacular como los grizzly en Bella Colla, pero no por ello dejó de ser emocionante. ¿Qué más se puede pedir?.nqt_0528

Saludos,

Anna & Oskar

Yoho National Park, un gran desconocido

El Parque Nacional de Yoho, en la provincia de British Columbia, siempre ha sido denominado como el gran desconocido de los parques de las Rocosas Canadienses. La gran mayoría de visitantes que visitan Banff o Jasper desde Calgary lo dejan de lado, mientras que los que llegan desde Vancouver apenas lo conocen de atravesarlo en dirección a Lake Louise. A nosotros nos apetecía darle una oportunidad y estuvimos durante cuatro días conociendo algunos de sus rincones más representativos.

Llegando al final de la Yoho Valley Road (cerrada desde octubre hasta junio) se encuentran las cascadas Takakkaw. Se trata de un salto de agua de más de 350 m., la segunda más alta del oeste de Canadá. Aunque la temporada de más caudal es el verano (tras el deshielo de primavera), en el mes de septiembre pudimos ver cómo aún bajaba una cantidad importante de agua proveniente del galciar Daly y que alimenta también el caudal del río Yoho.

Takakkaw Falls, Yoho National Park (British Columbia)

Otro de los puntos que nos pareció interesante es el Natural Bridge. Las turbulentas aguas del río Emerald se han abierto paso a lo largo de miles de años entre las rocas esculpiendo este curioso puente. ¡¡¡Otro capricho más de la naturaleza!!!
nqt_0524

Sin duda alguna el tesoro mejor guardado de Yoho es el fabuloso O’Hara Lake. Con su ecosistema alpino altamente protegido ofrece increíbles paisajes de montañas, lagos y glaciares. Para acceder al lago principal (de donde salen la mayoría de senderos) no hay otra opción que reservar plaza con antelación en el autobús que recorre los 11 km. que lo separan de la carretera general. Es la manera que tienen de limitar la presencia del hombre aunque hay que decir que existe la posibilidad de recorrer esos 11 km. a pie y en ese caso, no se necesita ningún permiso.

Como os podéis imaginar, conseguir plaza en el autobús es bastante complicado ya que además del número limitado de plazas, la reserva hay que hacerla justo tres meses antes del día que lo pretendas visitar (ni un día antes, ni un día después) y para más inri, sólo se puede realizar mediante teléfono. Al segundo intento, conseguimos nuestras plazas. Os preguntaréis sí merece la pena tanta historia para poder visitarlo y en nuestra opinón, no dejéis pasar la oportunidad. Y eso que nosotros tuvimos mala suerte porque el día amaneció y permaneció gris, tuvimos niebla, lloviznas y algún chaparrón que otro y apenas nos pudimos alejar del lago O’Hara.nqt_0525

Faeder y Emerald son dos de los muchos lagos que te puedes encontrar cuando visitas Yoho. Los alrededores del primero están montados como zona de recreo para familias y que el lago no tenga mucha profundidad ayuda a que sea apto para todo tipo de actividades. Emerald está mucho más preparado y tiene incluso un resort junto a una de sus orillas. Mientras buscábamos un sitio para  fotografíar al atardecer nos encontramos con los primeros españoles. Acababan de llegar de Alaska y nos contaron que estaban un poco frustrados porque no habían tenido oportunidad de ver osos. Les recomendamos que visitasen Bella Coola, donde con toda seguridad tendrían bastantes ocasiones de verlos.

nqt_0523

No nos gustaría olvidarnos del Canadian Pacific Railway. Este ferrocarril que atraviesa de costa a costa Canadá, tiene parada en Field, una pequeña población en el corazón de Yoho. Son unidades infinitas de vagones serpenteantes, con diferentes tipos de contenedores, colores, logotipos y esas potentes e imponentes locomotoras de color rojo. Trans Canadian RailwaySaludos,

Anna & Oskar

Parque de la naturaleza de Cabárceno, Cantabria

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está situado en el municipio que le da nombre, a 15 km. de Santander, en la provincia de Cantabria. En él podemos ver cientos de especies de animales viviendo en semi-libertad. El parque ocupa una superficie 750 hectáreas y está construido en el espacio que ocupaba una antigua mina de hierro a cielo abierto.

Para los que no hayáis estado nunca, comentaros que se puede acceder al interior del parque con el vehículo (casi se podría decir que es obligatorio debido a lo grande que es). Los recintos de los animales están perfectamente protegidos para preservar su tranquilidad a la vez que permite una perfecta observación de los mismos, sin ningún tipo de riesgo para los visitantes. Eso si, si no queréis ver a los animales tumbados a la sombra o peor, no verlos porque se han ido a otras zonas, os recomendamos encarecidamente que vayáis a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Nuestra visita al parque no fue elegida al azar. Queríamos tener un primer contacto con nuestros amigos los osos (hermanos de los que esperamos ver en nuestro próximo viaje a Canadá) y además, queríamos probar nuestra última adquisición, el teleobjetivo 300mm f4L IS de Canon.

Cuando llegamos a la zona de los osos pardos nos llevamos una grata sorpresa al ver que había por lo menos cincuenta ejemplares. Estaban en la zona más baja de su recinto por lo que se les podía observar perfectamente. Había de todo!!!!! Grandes ejemplares y también más pequeños que suponemos eran crías de otros años. Pero lo más emocionante, fue cuando, en una zona más elevada apartada del resto, nos encontramos con una osa y su cría.

Mamá osa y su cría

De verdad que era como un osito de peluche. La madre no se separó en ningún momento de la cría, sobre todo, cuando andaba algún oso macho cerca. Tampoco faltaron las muestras de cariño entre ambos.

Parque Naturaleza de Cabárceno

Eso si, cuando hizo falta corregir algún comportamiento, ahí estaban los dientes y las garras de la madre (como para no hacer caso a la primera, jejeje 🙂 )

Parque Naturaleza de Cabárceno

A medida que el día iba avanzando, los osos fueron hacía posiciones más elevadas y escondidas y decidimos que era el momento de recorrer otras zonas del parque en busca de otras especies. Una de las que más nos llamó la atención, fue el rinoceronte. En el recinto había dos rinocerontes adultos y una cría. En un momento especial de luz, pudimos retratarla junto a su madre. El macho, apartado, no hacía más que trotar de un sitio a otro. A pesar de estar tras una valla, ver como se acerca un animal que puede pasar de las tres toneladas trotando hacía nosotros, nos inspiró bastante respeto.

 Rinocerontes en Cabárceno

Y ahora le tocaba, al Rey (y no nos referimos a Elvis, jejeje). Durante el tiempo que estuvimos observándole, apenas cambió la expresión de la cara. Serio… muy serio. Un poco más apartadas, estaban las hembras.

También pudimos ver un lince (no sabemos distinguir si es el ibérico o el europeo). Como veis no nos hizo mucho caso. Y finalmente unos bisontes europeos. A pesar de su gran tamaño, no impresionan tanto como el bisonte americano. (!como echamos de menos las manadas de bisontes cruzando las carreteras en Yellowstone¡)

León, lince y bisontes

Y después de comer, nos fuimos en busca de otras especies que no habíamos visto hasta el momento. En las siguientes fotos, un Ñu azul, una pareja de Antílopes Sable y una mamá elefante con sus dos crías. Mientras estuvimos observándolas, no dejaron ni un momento de jugar mientras la madre las vigilaba a pocos metros.

nqt_0486

Y cuando el sol empezaba a bajar, pensamos que no había mejor forma de acabar la visita al parque que volver donde nuestros amigos los osos (lo sentimos, pero es que tenemos debilidad). Mientras localizábamos a la cría, pudimos ver como otras dos crías (bastante más grandes que la otra) jugaban a las peleas (¡¡¡¡¡como si fueran niños… si es que nos parecemos a los animales más de lo que pensamos!!!!!)

Ya a punto de marchar, aparecieron de nuevo la mamá osa y su inseparable cría. Esta vez nos deleitaron con unas clases de escalada. De verdad que fue una gozada ver cómo seguía a su madre allá por donde iba (por escarpado que fuera el terreno). También hubo un momento gracioso donde la cría parece preguntarse: where in my mom? (¿dónde está mi mamá?)

where is my mom?

Y para acabar, una bonita postal.

Parque de la Naturaleza (Cabárceno)Esperamos  que os haya gustado este pequeño resumen de lo que se puede ver en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Os animamos a que lo visitéis y os recordamos que, si no queréis ver a todos los animales tumbados a la sombra, evitéis las horas centrales del día.

Saludos,

Anna & Oskar.

 

 

 

Comienza la cuenta atrás: Canadian Rockies 2014

Ya falta menos de un mes!!!  Esto no tiene vuelta atrás.

Hace ya 5 meses desde que empezamos a preparar este viaje. Vuelos, alojamiento, documentación, actividades y un sinfín de detalles que hay que tener en cuenta a la hora de organizar un viaje de esta envergadura. Y es que pasaremos 4 semanas en tierras americanas (1 en EE.UU. y 3 en Canadá).

Canadian Rockies 2014

Anna & Oskar

 

Escocia, no sólo de paisajes vive el hombre

Cuando se piensa en Escocia, lo primero que le viene a uno a la cabeza son los increíbles paisajes de las Highlands. Aparte de eso, Escocia tiene mucho más que ofrecer a sus visitantes. En este último post dedicado a Escocia, os queremos enseñar algunos de los pueblos y ciudades que tuvimos oportunidad de conocer durante nuestro viaje a Escocia en septiembre de 2013.

Pitlochry, en el corazón del condado de Perth. Tenemos que confesar que tenemos debilidad por este tipo de pueblos. Una calle principal con casas bajas y comercios a los lados y una tranquilidad que se transmite a los visitantes. A principios de verano los salmones remontan la escalera construida en el pantano Power Station Dam en su camino hacia el río.

Pitlochry

Fort Williams, la capital de las actividades al aire libre del Reino Unido. El hecho de estar junto al pico más alto del Reino Unido, el Ben Nevis, hace que este pueblo y sus alrededores se llenen de visitantes que quieren disfrutar del senderismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza. Para los que gustan más del ‘shopping’, la calle peatonal High Street, es una magnífica alternativa.

High Street, Fort Willimans

Acercándonos al norte de Escocia, se encuentra Ullapool. Este pequeño pueblo a orillas del lago Broom fue fundado en 1780 como pueblo para pescadores de arenque. Por su ubicación privilegiada, se ha convertido en punto de salida hacia las islas Hébridas exteriores con la línea de ferry hacia Stornoway.

Ullapool, Highlands

Inverness, se encuentra en la desembocadura del río Ness y está considerada como la capital de las Highlands. En un acantilado con vistas al río, se haya el Castillo de Inverness, construido de piedra arenisca roja y cuya construcción se finalizó en 1836. En la actualidad es la sede de la Casa del Sheriff.

Inverness, capital de las Highlands

Y como no, Edimburgo, la capital de Escocia. Más de una vez hemos comentado que no somos de visitar ciudades, pero Edimburgo es una de esas excepciones (como San Francisco o Londres) que nos gusta visitar. Ya lo hicimos en nuestro primer viaje a Escocia, allá por 2003 y esta vez nos ha vuelto a sorprender.

Cementerio Greyfriars, Edimburgo

La Royal Mile es la arteria principal de la parte antigua de la ciudad. Con su kilómetro ochocientos metros de longitud (1 milla escocesa) une el Castillo de Edimburgo con el palacio Holyroodhouse y se divide en cuatro zonas: Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate. La Royal Mile rivaliza con Princess Street (en la parte nueva) por ser la calle más turística de la ciudad. Aparte de infinidad de tiendas, en la Royal Mile podemos encontrar el Castillo de Edimburgo en su parte más alta, Gladstone’s Land, un bloque de viviendas del siglo XVII y la Catedral de San Giles. Al final de la calle se encuentra el Parlamento.

Royal Mile, Edimburgo

Y para finalizar, dos de las vistas que más nos gustan de la ciudad. Calton Hill desde el Waverley Bridge y el atardecer sobre Edimburgo desde la propia Calton Hill.

Calton Hill, Edimburgo

Anna & Oskar

Temporal en Castro Urdiales, Cantabria

Durante el primer fin de semana de febrero hemos sufrido en el Cantábrico uno de los mayores temporales que se recuerdan. Según hemos podido ver en todas las televisiones, varios pueblos costeros han sufrido daños materiales de consideración y, por desgracia, en el momento de escribir este post, un chaval de 15 años sigue desaparecido tras ser arrastrado por una ola cuando paseaba en bici en la localidad lucense de Foz.

Aunque el temporal no ha golpeado en Castro como en otros pueblos, durante la madrugada del sábado al domingo se vieron escenas bastante impactantes como ríos de agua recorriendo el casco urbano.

El domingo amaneció con el cielo bastante despejado aunque las previsiones decían que el tiempo iría a empeorando a medida que avanzara el día. La pleamar había sido de madrugada, así que el mediodía fue un buen momento para ver en qué estado había quedado el paseo de Ostende (es una de las zonas que más sufren ante este tipo de arrebatos de la mar).

Lo primero que pudimos comprobar es que el oleaje había echado abajo un par de muros de dos urbanizaciones cercanas a la playa, además de inundar el paseo con la arena de la playa.

Temporal en Castro Urdiales

Y aunque estábamos en plena bajamar, las olas seguían golpeando con fuerza en la zona del barrio de los pescadores.

Temporal en Castro Urdiales

La tan temida pleamar estaba anunciada a las seis y media de la tarde, así que, volvimos a salir en busca de imágenes impactantes; esta vez, en la zona de La Atalaya. Las últimas luces del atardecer teñían de amarillo el blanco de la espuma del mar.

Temporal en Castro Urdiales

Avanzada ya la tarde, nos fuimos hasta el puerto y aunque la zona del centro de actividades naúticas estaba cerrado a los peatones, todavía dejaban subir al puente medieval  y desde allí se tenía unas magníficas vistas de todo el rompeolas. Aunque se hicieron de rogar, las grandes olas aparecieron y  la espera mereció la pena.

temporal

Temporal en Castro Urdiales

Y como no podía ser de otra manera, para acabar el día,  una bonita postal del puerto en la hora azul.

Puerto de Castro Urdiales, Cantabria

Saludos,

Anna & Oskar

Highland Games en Birnam, Escocia

Los Highland Games son una competición de deporte rural que se celebra a lo largo del verano en diferentes lugares de las Highlands (Escocia), al estilo de los Herri Kirolak en el País Vasco. Son una combinación de deporte, cultura y entretenimiento.

A pesar que la competición más famosa es la que se celebra en Braemar (acude la Familia Real), preferimos ir a un pueblo más pequeño donde seguro nos podríamos mover a gusto por todo el recinto. Birnam, un pequeño pueblo entre Pitlochry y Perth donde el último sábado del mes de agosto se celebran los Highland Games desde 1.864.

Cuando llegamos, nos encontramos con un pueblo envuelto en un ambiente familiar y totalmente festivo, comprometido con sus tradiciones. El recinto donde se celebraban los juegos estaba lleno de gente ataviada con los trajes típicos escoceses.

Highland Games, Birnam (Escocia) Highland Games, Birnam (Escocia)

Lo primero que empezó fue el concurso de bailes populares. Niñas y niños vestidos con trajes típicos bailando delante de un jurado al ritmo de la música de una gaita.

Concurso de danzas tradicionalesConcurso de danzas tradicionalesConcurso de danzas tradicionales Concurso de danzas tradicionales

Mientras tanto, en otra parte del recinto se hacían juegos y carreras entre los más jóvenes.

nqt_0446

Una de las disciplinas que más nos gustaron fue el lanzamiento de martillo. La verdad es que se parece bastante al deporte olímpico aunque en este último, la bola está atada por una cadena.

Lanzamiento de martilloLanzamiento de martillo

Midiendo los lanzamientos de martillo

A mitad de competición entró en el recinto la banda de gaiter@s Blairgowrie and Rattray Pipe Band haciendo un desfile que hizo que los asistentes rompieran en aplausos. Tras ir hasta el centro, recibieron el saludo del ‘chieftain’ y se marcharon.

Blairgowrie and Rattray Pipe BandBlairgowrie and Rattray Pipe Band

Y ya, para finalizar, le tocaba el turno a los lanzadores de troncos y de txingas. !todo un espectáculo!

Lanzamiento de troncosLanzamiento de troncos

Lanzamiento de troncos

Lanzamiento de txingas

Hemos de confesar que nos perdimos el concurso para ver quién comía más rápido una porción de Haggis. Y es que el ganador tardó tan sólo 47 segundos en comérselo.https://noquierotrabajar.wordpress.comPara quien no sepa qué es el Haggis, os dejamos dos descripciones. La primera es de la página de turismo de Escocia: “El haggis es un antiquísimo plato escocés a base de carne, especias y harina de avena”.

La de la Wikipedia es un poco más explícita: “… normalmente se elabora a base de asaduras de cordero u oveja (pulmón, hígado y corazón) mezcladas con cebollas, harina de avena, hierbas y especias, todo ello embutido dentro de una bolsa hecha del estómago del animal y cocido durante varias horas”.

¿con cuál os quedáis? Nosotros sólo os podemos decir que, tras probarlo, nos pareció similar a una morcilla con un ligero sabor a paté y os animamos a que lo probéis si tenéis oportunidad.

Anna & Oskar.

Ver ballenas en el Cantábrico

Si, si… estáis leyendo bien. Y no ballenas enfermas o agonizantes que vienen a pasar sus últimos momentos a nuestras costas. Éstas están vivitas y coleando. Desde julio hasta octubre, Santurtziko Baleak – Ballenas de Santurce organiza salidas en barco para observar cetáceos y aves marinas.

Gracias a nuestra amiga Marta, este sábado pasado nos embarcamos en esta aventura. Yo no lo tenía muy claro, ya que no me llevo muy bien con el tema del mareo, pero no hay nada que no se pueda arreglar con unas pastillas anti-mareo. ¡Y esta experiencia bien merece la pena, si queréis un subidón de emoción y adrenalina!.

El viernes anterior a la salida, el organizador y naturalista Gorka Ocio nos dio una charla sobre las especies que, con un poco de suerte, podríamos ver: varias especies de delfines, cachalotes, aves marinas y el segundo animal más grande de la tierra, el rorcual común. También nos dio unas normas de comportamiento que deberíamos cumplir para interferir lo mínimo en la vida salvaje de estos cetáceos. Y como no, intentó concienciarnos sobre la importancia que tiene cuidar el mar y a los animales que viven él. ¡Parece mentira el daño que puede hacer una bolsa de plástico o la rejilla de un pack de latas de bebida!

El sábado, sin haber amanecido todavía, llegamos al punto de encuentro, el puerto de Santurtzi, y tras las presentaciones de rigor y unas breves instrucciones sobre cómo andar por el barco y no caerse al mar, zarpamos rumbo al cantil continental (así se llama a la zona donde la profundidad marina cae bruscamente desde los 200 hasta casi los 2.000 metros).

El barco donde hicimos la excursión fue el “Circe” un bonito yate Horizón 43 Trawler de 14 metros de eslora.

Cice, yate  Horizón 43 Trawler

Mientras pasábamos por el muelle del puerto de Getxo, pudimos disfrutar de un bonito amanecer. Qué mejor manera de emprender un viaje!!!

Amanecer sore el puerto de Getxo

Durante el viaje, Gorka Ocio nos fue contando anécdotas de sus viajes alrededor del mundo estudiando a los cetáceos y a las aves marinas. A pesar de no ser grandes amantes del mundo marino, los relatos de Gorka nos parecieron muy interesantes a la vez que amenizaban el viaje.

A las dos horas y media aproximadamente de que saliéramos de puerto, alguien gritó: ¡allí se ve algo! y seguido Gorka nos confirmó que era un calderón común. Este mamífero pertenece a la familia de los delfines aunque es bastante más grande que los delfines comunes que conocemos. Los machos pueden llegar hasta los 7 metros y pesar hasta 3,5 toneladas. Las hembras, en cambio, no suelen pasar de los 5 metros y medio y las 2 toneladas.

Calderon Común

En esos momentos pusimos rumbo hacia el calderón para intentar verlo más cerca (siempre respetando las normas de observación). Fue entonces cuando pudimos ver que no estaba solo. También había una hembra con una cría de pocos días (según nos comentó Gorka). Las crías de calderón común suelen medir unos 2 metros al nacer y pesan alrededor de 75 kg.

Qué gozada!!! durante algo más de media hora, esta familia de calderones (junto con alguno más que no está en la foto) estuvieron nadando junto a nuestro barco haciendo las delicias de tod@s los que allí estábamos.

nqt_0422

Una de las cosas que nos contó Gorka es que el típico soplo de respiración de los cetáceos, es en realidad, como un estornudo. De hecho expulsan una especie de ‘moco’ de olor bastante desagradable.

Expulsando moco

Detalle del orificio de respiración.

Orificion de respiración

Después de este subidón de adrenalina, seguimos nuestro camino (rumbo Noreste) en busca de más especies. Todo es cuestión de suerte. El día anterior Gorka nos había avisado de que este año las aves ‘andaban tarde’ y que era posible que no viéramos muchas y de hecho, así fue.

De nuevo… ¡creo que allí hay algo!… ¡es verdad dijo Gorka!. Era una ballena picuda. Intentamos acercarnos, pero estaba muy lejos y se sumergió, así que, decidimos seguir adelante.

Y cuando se estaba haciendo la hora de almorzar, se acercaron a nuestro barco una manada de delfines comunes. Aunque no saltaron delante de la proa del barco, si que estuvieron un buen rato con nosotros. En las siguientes fotografías se puede ver a una hembra de delfín junto con su cría. La cría tenía unas marcas blancas en el lomo. Según nos explicó Gorka, estas marcas se debían al parto y desaparecían pronto, por lo que la cría debía tener pocos días de vida.

Hembra de delfín y su cría

Y sin darnos tiempo de recuperarnos, algo nos llamó la atención flotando en la superficie. Era una medusa. ¡una peligrosa carabela portuguesa! (Physalia physalis). Esta medusa que habitualmente vive en aguas más cálidas, de vez en cuanto aparece cerca de nuestras costas. El procedimiento en estos casos es avisar a las autoridades marítimas indicando cuál es su situación para que puedan hacer un seguimiento y así estar prevenidos en el caso de que se acercaran demasiado a las playas. En la fotografía se puede observar la largura de los tentáculos (pueden llegar a medir varios metros)

Medusa Carabela portuguesa

Bueno… el día iba estaba saliendo redondo. Habíamos visto calderones, delfines, una peligros medusa y hasta una ballena (aunque estuviera muy lejos). En el puente de mando 🙂 , todo el mundo estaba atento porque en cualquier momento podía haber otro avistamiento. ¿qué sería esta vez?

Puente de mando

Dicho y hecho. Cuando estábamos a la altura de Elantxobe, un tiburón azul o Tintorera. No nos enseñó más que la punta de la aleta dorsal, pero así todo, daba mucho respeto. (no ayudaba que algún gracioso tarareara la música de la película de Spielberg)

Tintorera o Tiburón Azul

Después de un descanso para comer, donde recordamos los increíbles momentos que habíamos vivido a lo largo de la mañana, seguimos avanzando un poco más. La idea según nos explicó Gorka, era llegar hasta la altura de Lekeitio y luego volver dando una rodeo acercándonos un poco más a la costa de Cantabria.

Y cuando se suponía que teníamos que tomar la ruta de vuelta… ¡qué es aquello de allí! ¡de verdad, me ha parecido un soplo!

¡No podía ser! ¡un rorcual común! (Balaenoptera physalus) el segundo animal más grande del planeta, sólo superado por el rorcual azul. Esta especie de ballena puede llegar a medir 27 metros y su peso se estima en unas 70 toneladas (ejemplar adulto de 25 años).

Aunque estábamos bastante lejos, nos fuimos acercando. Hacía cuatro salidas para respirar y después se sumergía durante 15 minutos. Nos costó bastante (bueno a Gorka y al patrón del barco) conseguir adivinar donde saldría la próxima vez a respirar, pero después de varios intentos fallidos, conseguimos navegar paralelos a ella mientras se mantenía sumergida. Y cuando emergió, estábamos preparados con nuestras cámaras.

Rorcual común

El encuentro con este maravilloso animal trastocó nuestros planes, pero sin duda alguna, lo que habíamos vivido hizo que eso se quedara en segundo plano.

Ya era hora de volver a casa… si, el tiempo pasa volando y estábamos lejos de la costa.

Volviendo a casa

A pesar de que la vuelta se hizo un poco larga (bueno… esto es un opinión personal), aprovechamos para disfrutar de las vistas que no tenemos habitualmente desde tierra firme y mirando hacia el mar. En las siguientes fotos se puede ver la ermita de San Juan de Gaztelugatxe y lo que queda de la central nuclear de Lemoiz. (tranquilos que nunca llegó a ponerse en funcionamiento gracias a las protestas populares).

Gaztelugatxe y Lemoiz

Sobre las cinco y media de la tarde, estábamos entrando en el puerto y nuestra aventura estaba llegando a su fin. En las fotografías que hay a continuación se puede ver el Puerto Viejo de Algorta, y el Puente de Bizkaia (declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2006).

Puerto viejo de Algorta y Puente de Bizkaia

Os presento a una parte de expedición: Oskar (el burro delante para que no se espante), Anna, Marta y Mari.

Oskar, Anna, Marta & Mari

Para finalizar, os queremos mostrar el recorrido que hicimos. Un total de 156 kilómetros (aprox. 80 millas náuticas) durante 10 horas. Sólo nos queda agradecer a Gorka Ocio el trato que nos dispensó. Siempre dispuesto a responder a nuestras dudas y  haciendo que el aprender cosas nuevas sobre nuestros mares, fuera divertido. ( y si no, preguntarle a Anna por el pez balde 😉 )

Saludos a tod@s,

Anna & Oskar

https://noquierotrabajar.wordpress.com