Archivo del sitio

Hiroshima, lo que nunca debió suceder

La primera vez que oí hablar sobre Hiroshima y la bomba atómica fue en casa de mis padres. Mi padre me leía un artículo sobre la Segunda Guerra Mundial. En aquel artículo hablaban sobre la rendición de Japón y sobre la poderosa bomba atómica. Ya han pasado muchos años desde aquello, pero el interés que despertó en mi aquella historia, se ha mantenido viva en mi a lo largo del tiempo. Es por esto que, cuando decidimos viajar a Japón en 2016, Hiroshima tenía que estar entre los lugares que había que visitar.

El 6 de agosto de 1945, a las 8:15h el ejército de Estados Unidos lanzó la primera bomba atómica sobre objetivos civiles. Miles de vidas humanas se apagaron al instante. Hay quien dice que si la guerra hubiera continuado se habrían perdido aún más vidas. Nadie lo sabrá jamás.

En una de las orillas del río Motoyasu, junto al Parque de la Paz, se encuentran las ruinas del edificio que se levantó para la Exposición Comercial de la Prefectura de Hiroshima. Aunque parte de sus paredes de ladrillo y hormigón resistieron la fuerza de la destrucción, su cúpula quedó desnuda y sólo el acero aguantó el envite de tan brutal fuerza. El edificio se ha mantenido como recuerdo de lo ocurrido. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por el Unesco en 1996.

En la otra orilla, se encuentra el Parque de la Paz. En él se encuentran varios elementos que conmemoran lo que sucedió en aquel agosto de 1945. La Campana de la Paz puede ser tocada por todos los visitantes y se supone que hace honor a la Paz mundial.

Una de las cosas que más nos llamó la atención durante nuestra visita es que no dejaron de llegar grupos de escolares para visitar el lugar. Fue impresionante ver el respeto que sienten al visitar el parque y sus alrededores. Lo quieran o no, es una parte de su historia.

Todos los días, a las 8h15′, hora en que estalló la bomba sobre Hiroshima, en la torre del Reloj de la Paz, suena un himno en recuerdo de las víctimas. Creedme cuando os digo que casi se me saltan las lágrimas de la emoción. Los japoneses que pasan por el parque a esa hora se paran, y en silencio, ofrecen sus respetos.

 

Otro de los lugares que no se puede dejar de visitar es el Museo Memorial de la Paz de Hiroshima. Además de contarnos la historia sobre lo ocurrido tras la bomba, hay expuestos infinidad de objetos recuperados tras la explosión. Relojes marcando la hora exacta de la explosión. Juguetes calcinados…

Si hay una historia que hizo que se nos pudieran los pelos de punta fue la de la niña Sadako Sakasi. Tenía 2 años cuando se vio expuesta a la radiación de la bomba atómica y a los 12 años se le diagnosticó Leucemia. Estando ingresada en el hospital, su compañera de habitación le contó una leyenda japonesa que decía que si hacía 1000 grullas de papel, se cumplía cualquier deseo que pidiera. Aquí empezó la historia de las grullas de Hiroshima. Cuenta la historia que Sadako acabó con las existencias de papel del hospital para conseguir su objetivo. Incluso hacía grullas con los envoltorios de los chicles. Hay varios finales sobre si consiguió o no, llegar a hacer las 1000 grullas. Lo que si es cierto es que, tras su muerte en 1955, la grulla se convirtió en un símbolo Paz.

 

Saludos,

Anna & Oskar

Anuncios

Terranova, en busca de los balleneros vascos

Terranova (Newfoundland en inglés) es una isla canadiense perteneciente a la provincia de Terranova y Labrador. Junto con Nueva Escocia, New Brunswick y Prince Edward Island forman la llamada Canadá atlántica. !!Bienvenidos a Terranova!!Newfoundland & Labrador

La capital de Terranova, St. Jonh’s, tiene aeropuerto que conecta la isla con el continente. Otra opción para llegar es el ferry que une las poblaciones de Argentia y Port Aux Basques con North Sydney (Nueva Escocia). Nosotros elegimos esta opción. A pesar de que el viaje dura entre 8 y 16 horas (depende del puerto de destino elegido), como el viaje se hace por la noche en ambos casos, no se hace pesado.Ferry terminal, North Sydney

Una vez en tierra, a nosotros que somos del norte, el paisaje no nos resultó extraño. Serpeteantes carreteras recorriendo una abrupta costa llena de acantilados donde el color verde es el predominante.Carretera de costa

Y en un de esos acantilados se encuentra Cape St. Mary. Una Reserva Ecológica elegida por miles de aves para criar durante los meses de mayo a octubre. Las especies más comunes que se pueden ver son las gaviotas, alcas, araos comunes, cormoranes y sobre todo alcatraces.Cape St. Mary's

Signal Hill es uno de los lugares emblemáticos de St. John’s. Aparte de la batalla que lleva su nombre donde el ejército inglés derrotó al francés y se hizo con la ciudad, Signal Hill es conocido por ser el lugar donde Guillermo Marconi recibió la primera señal transatlántica inalámbrica el 12 de diciembre de 1901.Signal Hill & St. John's

Y como no podía ser de otra manera, donde hay costa, hay faros. Sólo en la isla de Terranova hay casi noventa. Por supuesto que no pudimos verlos todos, pero aquí os dejamos una selección de los que visitamos y mas nos gustaron. El faro de Cape Spear está localizado en la península de Avalon y es el punto más al este de Canadá. En la actualidad hay dos faros ubicados en el mismo lugar. El más antiguo ya no está en funcionamiento y data del año 1836 siendo el segundo faro más antiguo de Terranova. Ahora alberga un museo y está abierto al público (pertenece a la red de parques de Canadá).

El faro de Cape Pine se inauguró en 1851. La luz de la lampara produce destellos cada 5 segundos y además tiene una bocina que emite un sonido cada 60 segundos.Cape Spear & Cape Pine

Antes de convertirse en faro en 1898, Lobster Cove Head utilizaba las banderas como herramienta de comunicación con los barcos que navegaban cerca de la costa. Aunque la casa del farero está abierta al público, nosotros llegamos tarde y no la pudimos visitar. ¡¡No se puede llegar todo!!

El faro de Bonavista se encuentra en el pueblo del mismo nombre. Pueblo descubierto por el explorador italiano Giovanni Caboto en 1497. Pronto se convirtió en un enclave estratégico debido a su cercanía a los grandes bancos de pesca. Ingleses, franceses, portugueses y españoles (principalmente vascos) pescaron en esta zona, pero fueron los ingleses y franceses los que finalmente se quedaron como potencias dominantes.

La visita guiada fue para nosotros solos. El guía nos explicó, mientras nos enseñaba las diferentes estancias, que el primer farero fue irlandés y discípulo del farero escocés de Cape Spear. Y que el ingeniero que diseñó el mecanismo del faro fue el mismo que el que había diseñado el faro Bass Rock en Escocia. ¡¡Otro viejo conocido nuestro, jajajaja!!!Lobster Cove Head & Bonavista Lighthouse
Otro de los lugares que más nos gustó fue Arches Provincial Park, en la costa oeste de la isla, muy cerca del Parque Nacional de Gros Morne. El paso del tiempo y el mar han esculpido esta curiosa roca formando tres arcos por donde pasan las olas. La foto que viene a continuación corresponde a uno de los arcos.Arches Provincial Park

Y como donde construyen faros es porque hay niebla, no queremos finalizar esta entrada sin enseñaros una foto de un bonito pueblo costero envuelto en este enigmático fenómeno meteorológico.Rose Blanche

Como él título de la entrada hace referencia a los balleneros vascos, os dejamos un enlace a un artículo de la web del Gobierno Vasco donde explican la relación entre los pescadores vascos  y Terranova.

Saludos,

Anna & Oskar

Banff National Park (Alberta)

El Parque Nacional de Banff, por su cercanía con Calgary (apenas 1h30′ en coche) es el parque más visitado de las Rocosas Canadienses. Fue declarado Parque Nacional en 1885, dos años después de que tres trabajadores de la Canadian Pacific Railway descubrieran unos manantiales de aguas termales. Banff National Park

Nicholas Morant fue un fotógrafo del siglo XX contratado por la Canadian Pacific para publicitar la zona de Banff y alrededores. Una de sus fotos más famosas está hecha en un tramo de ferrocarril entre Banff y Lake Louise. Fue tanta la fama que adquirió la foto que a la curva que aparecía en su foto le pusieron su nombre, Morant’s Curve.nqt_0531

Al igual que Jasper, Banff tiene infinidad de rincones que recorrer y fotografiar. Una de las cosas que más nos ha gustado de Banff es que está rodeado de paisajes increíbles relativamente cerca del pueblo con lo que podíamos ir a hacer un amanecer y después volver a desayunar al pueblo tranquilamente. Así los madrugones se llevan mejor 🙂nqt_0536

A poco más de 50 km. Banff se encuentra una de las atracciones naturales más famosas de Canadá: Lake Louise. Rodeado de montañas y glaciares, este lago atrae a miles de visitantes al año, intrigados por el intenso verdor de sus aguas. Los rayos del sol al entrar en contacto con el polvo de roca proveniente de los glaciares Lefroy y Victoria hacen que el agua adquiera ese espectacular color. En 1890 se construyó una pequeña caseta de madera para albergar a los turistas de la época victoriana. Tres años después fue destruido por un incendio, pero de inmediato se volvió a construir otra casa de huéspedes con capacidad para 12 personas. El Canadian Pacific Railway lo fue ampliando poco a poco y finalmente lo sustituyó por lo que hoy conocemos como Chateau Lake Louise. Actualmente pertenece a la cadena hotelera Fairmont.nqt_0530

Sin duda alguna, Moraine Lake es el paisaje más fotografiado de las Rocosas Canadienses. Su cercanía a Lake Louise y su espectacular ubicación, en el Valle de los Diez Picos (con montañas de más de 3.000 metros) hacen que sea el lugar perfecto para buscar una buena foto al amanecer. Para los amantes del senderimos, Moraine Lake ofrece varias rutas de senderismo clasificadas por su nivel de dificultad. Lo único que hay que tener en cuenta es que, debido a que es una zona de bastante actividad de osos, muchos de los trails están marcados para hacerlos en grupo. Esto significa que no se puede ir sólo o en pareja. Lo normal es que pidan grupos de 4 0 6 personas. Aunque parezca broma no lo es y el no cumplir esta norma puede suponer una multa de hasta $5.000 y los canadienses se toman muy en serio lo de las multas :).

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es que debido a la afluencia de personas y vehículos, es habitual que cierren el acceso al lago a partir de cierta hora de la mañana. Cuando estuvimos nosotros, en septiembre, a las 11 de la mañana ya no se podía acceder. No nos queremos imaginar cómo tiene que estar en pleno agosto!!!nqt_0532

El otro gran atractivo de Banff es la posibilidad de ver animales salvajes en libertad. Los ciervos son los que más se dejan ver. A principios de otoño es la berrea y oir en directo los bramidos de los ciervos macho, es simplemente espectacular. A pesar de que puedan parecer animales inofensivos, durante la época de celo y con hembras cerca, se pueden volver bastante agresivos. Es por ello que nos encontramos con más señales de peligro que hacían referencia a los ciervos que a los osos. Por algo será!!!
nqt_0529

Y qué mejor forma de finalizar nuestro recorrido por las rocosas que tener un encuentro con un oso negro en las cercanías del lago Minnewanka. Tenía pinta de ser un ejemplar joven y tras cruzar la carretera, se quedó comiendo raíces a pocos metros nuestro. Quizás no fue tan espectacular como los grizzly en Bella Colla, pero no por ello dejó de ser emocionante. ¿Qué más se puede pedir?.nqt_0528

Saludos,

Anna & Oskar

Seattle, una visita fugaz

En nuestros viajes no somos muy amigos de visitar grandes ciudades, pero de vez en cuando hacemos alguna que otra excepción!!!

Cuando hacemos la planificación, suelen quedar en un segundo plano o  las dejamos para los últimos días. Echando la vista atrás, recordamos San Francisco en 2011 y Edimburgo en 2013.

En el viaje a la costa oeste de Canadá, y por motivos logísticos, empezamos la ruta por Seattle y nos pareció que era una buena opción pasar un par de días para descansar de tantas horas de vuelo, adaptarnos a la diferencia horaria y así empezar nuestra aventura canadiense con la pilas cargadas.

Si hay una imagen característica de Seattle es su Skyline con la Space Needle al frente. Un montón de películas o series de televisión nos la han enseñado. ¿Hay alguién que no se acuerde de “Algo para recordar” o de “Anatomía de Grey“?

Seattle Skyline

La Space Needle es una torre de 184 mts. de altura construida en 1962 según idea de Edward E. Carlson. En lo alto de la estructura hay un mirador panorámico de 360° desde donde se tienen unas espectaculares vistas de toda la ciudad, la cordillera de las Cascadas y el imponente monte Rainier. También hay un restaurante giratorio y cafeteria.

Space Needle, Seattle (WA)

Seattle, Washington (USA)

Uno de los iconos americanos más reconocibles mundialmente es Starbucks y sus cafeterías. Pues bien, la primera la abrieron aquí en Seattle en 1971 y casi 5 décadas después cuentan con más de 17.000  en 50 paises. La primera tienda que se abrio fuera de territorio estadounidense fue en Tokio, en 1996 y en España tuvimos que esperar hasta 2002 cuando se abrieron dos tiendas en Madrid.

Primera tienda Starbucks, Seattle (WA)

El Mercado de Pike Place es otro de los puntos interesantes de la ciudad. Situado junto a la bahía Elliot, este mercado reúne a diario lugareños y turistas a lo largo de cientos de puestos de comida (frutas y pescado sobre todo), plantas, flores y souvenirs. Construido en 1907 con la intención de poner en contacto a los habitantes de la ciudad con los granjeros, es un sitio que merece la pena visitar.
Mercado de Pike Place

Situado a poco más de 8 kms. del centro de la ciudad, el Arboretum Washington Park hace de pulmón de la ciudad. En sus 800 mil m², se puede disfrutar de tranquilos paseos entre más de 1.000 especies diferentes de plantas y árboles. También cuenta con un jardín japonés.

Arboretum, Seattle (WA)

¿Y qué ciudad que se precie no tiene un barrio chino?  Teníamos como referente el de San Francisco y aunque quizás a éste no le dedicamos mucho tiempo, nos decepcionó un poco ya que no había mucha decoración en las calles y no nos pareció que tuviese un ambiente especial.

Chinatown, Seattle (WA)

 

Saludos,

Anna & Oskar

 

 

 

 

 

Canadian Rockies 2014: highlights

Si… lo sabemos. Han pasado ya varios meses desde que volvimos de nuestro viaje por la costa oeste de Canadá, pero creednos que revisar, descartar y organizar las 12.500 fotos que nos trajimos lleva tiempo ….. y tiempo!!!!!!!

Aprovechando el final de año, nos ha parecido buena idea hacer un pequeño resumen de los mejores momentos (que hubo muchos!!!) que disfrutamos durante los 29 días que duró el viaje. ¡Allá vamos!

Comenzamos en Seattle (Estados Unidos). A pesar de que nos esperábamos un tiempo bastante húmedo, durante los tres días que estuvimos visitando la ciudad, apenas llovió durante una hora (y nos pilló cenando así que …  ¡perfecto!).

Space Needle & Mount Rainier

La siguiente parada de nuestro viaje fue en el Mt. Baker-Snoqualmie National Forest, estado de Washington. Visitamos una pequeña zona en la parte norte de esta enorme zona de bosque e hicimos un poco de senderismo por la zona de Header Meadows. Además dimos buena cuenta del Mount Shuksan reflejado en Picture Lake.

Picture Lake & Mount Shuksan

Ya en Canadá y antes de adentrarnos en los Parques Nacionales, subimos hasta el Valle de Bella Coola en la provincia de British Columbia. Este remoto lugar es famoso por ser una de la mejores zonas  donde poder observar a los osos grizzly en libertad. Aunque el acceso por carretera a esta zona no es que digamos fácil (hay varios tramos sin asfaltar), sólo podemos decir que el esfuerzo mereció la pena.

Grizzly Bear family, Bella Coola Valley

Después del subidón de ver osos grizzly pescando salmones a pocos metros de nosotros, deshicimos el camino recorrido y pusimos rumbo hacia Jasper National Park en la provincia de Alberta. Durante los 5 días que estuvimos, hicimos senderismo, vimos algún que otro animal, y como no, nos pegamos varios madrugones en busca de la mejor luz para fotografiar increíbles paisajes de montaña.

Patricia Lake & Pyramid Mountain, Jasper National Park

Yoho National Park es quizás el gran desconocido de las Montañas Rocosas canadienses. Suponemos que estar entre los dos grandes parques (Jasper y Banff), no ayuda. Aún así, nosotros le dimos una oportunidad y estuvimos 4 días recurriendo sus rincones. Sólo podemos decir que no nos defraudó.

Lake O'Hara, Yoho National Park

Banff National Park es el parque nacional más antiguo de Canadá y debido a su cercanía con Calgary, el más visitado de las montañas rocosas. Es un poco como Yosemite para los californianos. Así todo, hay sitio para todo el mundo y si huyes un poco de las horas centrales del día, puedes disfrutar de increíbles paisajes con cierta tranquilidad.

Moraine Lake, Banff National Park

Y como teníamos que regresar a Estados Unidos para devolver el coche de alquiler, decidimos que merecía la pena visitar, aunque fuera brevemente Glacier National Park, en el estado de Montana. La atracción más famosa de este parque es la carretera panorámica que lo cruza, Going to the Sun Road.

Glacier National Park, MT (USA)

Haciendo balance del viaje y siendo sinceros, aunque el motivo principal de nuestro viaje eran los parques nacionales de las rocosas canadienses, lo que más nos ha gustado del viaje son los días que pasamos en Bella Coola. Eso no quiere decir que no nos hayan gustado los parques nacionales, no; todo lo contrario. Pero ver osos grizzly en su hábitat natural y tan de cerca, no tiene precio. ¡¡¡Ha sido una experiencia increíble!!!

Poco a poco os iremos enseñando más fotos y alguna que otra anécdota que nos ha ocurrido y es que 29 días dan para mucho 🙂

Sólo nos queda desearos un ¡Feliz Año 2015!

Anna & Oskar

 

 

 

 

 

Canadian Rockies 2014: la ruta

Como os comentamos en una entrada anterior del blog, !!este año regresamos a Canadá!!

Volveremos a pisar tierras canadienses después de catorce años pero con un planteamiento totalmente diferente al de entonces. No hicimos el viaje tal y como nos gusta hacerlo ahora, pero aún así, guardamos un magnífico recuerdo de los días que disfrutamos aquel otoño.

Y por no repetir, que el país es muy grande, hemos decidido irnos al otro extremo y explorar los parques nacionales, visitando menos ciudades y disfrutando más de los entornos naturales.

¡¡Esta vez será totalmente diferente!!!

Canadian Rockies 2014: la ruta

Seattle (WA). Por cuestiones logísticas, comenzaremos nuestro viaje en Seattle, Estados Unidos. Aprovecharemos para conocer un poco esta ciudad tan televisiva.

North Cascades National Park (WA). Después de recuperarnos del jetlag, nos dirigiremos hacia el norte, acercándonos a la frontera canadiense. Pasaremos un par de días explorando el poco conocido parque de Las Cascadas del Norte. En su interior, se encuentra el Mt. Shuksan de casi 2.800 m. de altura.

 – Bella Coola (BC). Aunque el motivo principal de nuestro viaje es conocer los principales parques nacionales de las rocosas canadienses, antes nos desviaremos “unos cuántos kilómetros” para pasar cuatro días en Bella Colla. Este pequeño pueblo de la Columbia Británica está considerado como uno de los mejores sitios del mundo donde poder observar al oso Grizzly en libertad. Los primeros días de septiembre, los Grizzlys recorren los ríos en busca de los salmones que están en época de desove.

Jasper National Park (AB). El parque nacional más grande de las rocosas canadienses. Jasper ofrece la posibilidad de ver una gran cantidad de vida salvaje y como recibe la mitad de visitantes que Banff, hace que sea un lugar mucho más tranquilo donde poder disfrutar de la naturaleza. Recorreremos la carretera Icefieds Parkway, que une Jasper y Banff, considerada como una de las carreteras más espectaculares del mundo.

Yoho National Park (BC). Quizás el gran desconocido de las rocosas. Tendremos la oportunidad de explorar la zona de Lake O´Hara. Una zona protegida de gran valor medio-ambiental. Para poder acceder a esta zona, o se recorren (a pie) los 11 km. (ida) que hay desde el parking, o se reserva plaza en el autobús que pone a disposición el parque  (la reserva hay que hacerla con tres meses de antelación y sólo se puede hacer por teléfono).

Banff National Park (AB). El parque nacional más antiguo de Canadá (1883)  y el más famoso. La gran oferta de rutas de senderismo, la posibilidad de ver vida salvaje y sobre todo, la cercanía con Calgary, hace que Banff sea visitado por miles de visitantes anualmente (esperamos que en septiembre, la mayoría de ellos hayan disfrutado ya de sus vacaciones 😉 😉 )

Glacier National Park (MT). De vuelta en Estados Unidos, aún tendremos un par de días para recorrer lo más significativo de este parque nacional. La carretera que cruza el parque, Going to the Sun Road, es uno de los mayores atractivos. Daremos buena cuenta de ella.

Missoula (MT). Demasiado cerca de Yellowstone, se encuentra la ciudad de Missoula (estado de Montana) . Desde el aeropuerto internacional de esta localidad, emprenderemos el viaje de regreso. Quedarán atrás veintiocho días de caminatas, madrugones fotográficos y algún que otro encuentro (o eso esperamos) con osos Grizzly.

Anna & Oskar

Escocia, no sólo de paisajes vive el hombre

Cuando se piensa en Escocia, lo primero que le viene a uno a la cabeza son los increíbles paisajes de las Highlands. Aparte de eso, Escocia tiene mucho más que ofrecer a sus visitantes. En este último post dedicado a Escocia, os queremos enseñar algunos de los pueblos y ciudades que tuvimos oportunidad de conocer durante nuestro viaje a Escocia en septiembre de 2013.

Pitlochry, en el corazón del condado de Perth. Tenemos que confesar que tenemos debilidad por este tipo de pueblos. Una calle principal con casas bajas y comercios a los lados y una tranquilidad que se transmite a los visitantes. A principios de verano los salmones remontan la escalera construida en el pantano Power Station Dam en su camino hacia el río.

Pitlochry

Fort Williams, la capital de las actividades al aire libre del Reino Unido. El hecho de estar junto al pico más alto del Reino Unido, el Ben Nevis, hace que este pueblo y sus alrededores se llenen de visitantes que quieren disfrutar del senderismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza. Para los que gustan más del ‘shopping’, la calle peatonal High Street, es una magnífica alternativa.

High Street, Fort Willimans

Acercándonos al norte de Escocia, se encuentra Ullapool. Este pequeño pueblo a orillas del lago Broom fue fundado en 1780 como pueblo para pescadores de arenque. Por su ubicación privilegiada, se ha convertido en punto de salida hacia las islas Hébridas exteriores con la línea de ferry hacia Stornoway.

Ullapool, Highlands

Inverness, se encuentra en la desembocadura del río Ness y está considerada como la capital de las Highlands. En un acantilado con vistas al río, se haya el Castillo de Inverness, construido de piedra arenisca roja y cuya construcción se finalizó en 1836. En la actualidad es la sede de la Casa del Sheriff.

Inverness, capital de las Highlands

Y como no, Edimburgo, la capital de Escocia. Más de una vez hemos comentado que no somos de visitar ciudades, pero Edimburgo es una de esas excepciones (como San Francisco o Londres) que nos gusta visitar. Ya lo hicimos en nuestro primer viaje a Escocia, allá por 2003 y esta vez nos ha vuelto a sorprender.

Cementerio Greyfriars, Edimburgo

La Royal Mile es la arteria principal de la parte antigua de la ciudad. Con su kilómetro ochocientos metros de longitud (1 milla escocesa) une el Castillo de Edimburgo con el palacio Holyroodhouse y se divide en cuatro zonas: Castlehill, Lawnmarket, High Street y Canongate. La Royal Mile rivaliza con Princess Street (en la parte nueva) por ser la calle más turística de la ciudad. Aparte de infinidad de tiendas, en la Royal Mile podemos encontrar el Castillo de Edimburgo en su parte más alta, Gladstone’s Land, un bloque de viviendas del siglo XVII y la Catedral de San Giles. Al final de la calle se encuentra el Parlamento.

Royal Mile, Edimburgo

Y para finalizar, dos de las vistas que más nos gustan de la ciudad. Calton Hill desde el Waverley Bridge y el atardecer sobre Edimburgo desde la propia Calton Hill.

Calton Hill, Edimburgo

Anna & Oskar

Escocia, el país de los mil y un castillos

Según leímos hace tiempo en algún sitio, Escocia compite con País de Gales por ser el país con más castillos en su territorio. Durante nuestra visita en el verano de 2013 pudimos constatar que en Escocia hay castillos… muchos castillos.

El castillo de Inveraray data de 1746 y se construyó en sustitución de un castillo anterior que se encontraba justo detrás del actual aparcamiento. Actualmente es la casa del 13er. Duque de Argyll y su esposa, miembros del Clan Campbell, una de las familias más poderosas de las Highlands. La construcción del castillo duró 40 años y el primero en habitarlo fue el 5° Duque de Argyll. En los últimos años se ha hecho más famoso por ser una de las localizaciones donde se ha grabado la famosa serie de televisión Downtown Abbey.

Castillo de Inveraray

Inicialmente fueron contruidos como casas fortificadas por las familias (clanes) más poderosas de Escocia para tener un lugar donde administrar sus tierras y a la vez, tener un lugar donde defenderse de los ataques  de los otros clanes. A medida que el poder central se fue haciendo más fuerte, estas fortificaciones fueron perdiendo su razón de ser y las que sobrevivieron a las diferentes guerras, son hoy, meras residencias familiares.

Castillo de Blair

Actualmente, los castillos los podemos dividir entre los públicos (explotados por Historic Scotland) y los privados, gestionados por las familias propietarias. Por lo general, estos últimos son los que mejor conservados están (salvo alguna excepción).

El castillo de Kilchurn se comenzó a construir hacia 1450, aunque no fue hasta 1600 cuando tomó su aspecto definitivo. Fue la casa de los Campbell de Glenorchy. Inicialmente estaba en una isla, pero en 1817 modificaron el nivel del agua del lago Awe e hicieron que fuera accesible por tierra. En 1760 el castillo fue seriamente dañado por un rayo y posteriormente abandonado. A pesar de su mal estado de conservación, la ubicación en medio del lago y su aspecto místico hace que sea uno de los castillos más fotografiados de Escocia.

Kilchurn & Dunnotar Castle

De los mejor conservados se encuentran los castillos de Dunvegan, en la isla de Skye y el de Glamis. El de Dunvegan es la casa del clan McLeod desde hace 700 años. Está abierto al público desde 1933, aunque no todas las estancias se pueden visitar.

Dunvegan & Glamis Castle

Con una estampa digna de un castillo de Loira, esta fortaleza medieval empezó siendo un pabellón real de caza en el siglo XI y fue ampliamente ampliado en el siglo XVII. Fue residencia de la Reina Madre durante su niñez y también durante su luna de miel. En las estancias abiertas al público se pueden ver colecciones de tapices, cuadros y porcelanas que abarcan 5 siglos.

El castillo de Stalker fue originalmente una pequeña fortaleza, construida alrededor de 1320 por el Clan MacDougall que eran entonces señores de Lorn. Alrededor de 1388 los Stewart se hicieron cargo del señorío de Lorn, y se cree que se construyeron el castillo en su forma actual alrededor de 1440.

Tras cambiar varias veces de dueños, pasó a manos del Clan Campbell quienes lo abandonaron en 1840 cuando se derrumbó el techo. En 1908 el castillo fue comprado por Charles Stewart de Achara, que llevó a cabo una restauración básica. En 1965 el teniente coronel Stewart DR Allward compró el castillo y durante más de diez años lo restauró completamente con ayuda de su familia y amigos. Este castillo se ha hecho más famoso a raíz de salir en la película Monty Python y el Santo Grial y en una de las entregas de la saga de Los Inmortales.

La visita al castillo de Stalker sólo es posible durante cinco semanas al año (principalmente en verano) por lo que se hace imprescindible reservar la visita con antelación.

Castle Stalker

El castillo de Stirling ha sido testigo de la historia de Escocia durante siglos y es una de las muestras más bellas de la arquitectura renacentista en Escocia. Cuenta la leyenda que fue arrebatado por el Rey Arturo a los sajones, aunque no hay señales de que existiera un castillo anterior a 1124. En el periodo de 1881 a 1964 fue utilizado como cuartel de los reclutas de los Highlanders de Argyll y Sutherland, pero hoy en día ya no se utiliza para fines militares.

Stirling & Edimburgo

Situado en lo alto de un volcán extinto, el Castillo de Edimburgo es un conjunto de edificios de los siglos XII al XX que reflejan las diferentes utilizaciones que de él se han hecho (fortaleza, palacio real, cuartel y prisión). El castillo fue residencial real hasta la unión de las dos coronas en 1603, tras lo cual, la corte se estableció en Inglaterra.

Para el final hemos querido dejar “el castillo de los castillos”; el Eilean Donan. Este castillo tiene algo que lo hace especial. Otros son más grandes, quizás están mejor conservados, pero el ambiente que lo rodea, hace que sea el castillo más fotografiado de Escocia. ¿Quién no ha visto al clan McLeod partir, cruzando su puente, a luchar contra el clan de los Frazer en Los Inmortales?

El castillo fue construido en 1214 por los MacKenzies y más tarde fue destruido durante la rebelión jacobita en 1719. Abandonado en ruinas, fue comprado y restaurado por la familia MacRae en 1912 (las obras se completaron en 1932).

Eilean Donan Castle

Desde luego hay muchos más castillos que no hemos mencionado (el de Urquhart, en el lago Ness; el de Valmoral, residencia de verano de la Reina y el Duque de Edimburgo, etc…) pero sin duda estos que os hemos enseñado, son los que más nos gustaron.

Saludos,

Anna & Oskar

Escapada al Valle del Loira, Francia

Rico en historia y arquitectura, el Valle del Loira es famoso por sus castillos renacentistas, como los de Chambord y Chenonceau. Sin embargo, la región conserva importantes vestigios de sus primeras épocas, desde dólmenes de la edad de bronce hasta fortalezas medievales como el Château d’Angers, así como una impresionante herencia de arquitectura religiosa, que incluye las catedrales de Chartres y Bourges, verdaderas maravillas del Gótico.

Château de Amboise, Loira (Francia)

En el bosque de Amboise, al suroeste de la ciudad del mismo nombre, se alza esta pagoda china de más de 44 metros de altura y 7 plantas comunicadas por una escalera de caracol. Cada piso es menor que el anterior y acoge una habitación octogonal con un techo abovedado.

Pagoda de Chanteloup

Pagoda de Chanteloup

Chambord es el castillo más grande del Loira. Comenzó siendo un pabellón de caza y en 1519 se derruyó el edificio principal y se comenzó la construcción de lo que hoy es el castillo. El diseño se atribuye a Leonardo da Vinci. El perfil de Chambord es sorprendente; una extraña mezcla de distintas formas que recuerda un abarrotado tablero de ajedrez.Château de Chambord

Esta innovadora escalinata fue, al parecer, diseñada por Leonardo da Vinci. Está hecha para que las personas que suben y bajan no puedan encontrarse.Interior del Castillo de Chambord Château de Chambord

El romántico Chenonceau, que se extiende a través del río Cher, está considerado como el castillo con más encanto del Loira. Rodeado de elegantes jardines ornamentales y arboledas, este edificio renacentista ha evolucionado a lo largo de los siglos: de modesta mansión y molino de agua, a palacio destinado al ocio.

Château de Chenonceau

El château de Villandry, del Renacimiento tardío (1536), es de una elegancia sencilla, casi clásica. Sin embargo es más fam0so por sus magníficos jardines, restaurados desde que la familia española Carvallo lo compró en 1906. A partir de los planos del siglo XVI, expertos jardineros han combinado flores y plantas siguiendo diseños geométricos.

Jardines del Château de Villandry

Pintando los Jardines del Castillo de Villandry

Situado en una colina sobre el río Loira, el castillo de Chaumont parece el ensueño de un castillo medieval. Su alta torre de homenaje y las redondas torres construidas entre 1466 y 1510 nunca se vieron envueltas en una batalla, por lo que se conservan intactas.

Château de Chaumont

Carcassonne y la ruta de los cátaros

Según la Wikipedia,  El catarismo es la doctrina de los cátaros (o albigenses), un movimiento religioso de carácter gnóstico que se propagó por Europa Occidental a mediados del siglo X, logrando arraigar hacia el siglo XII entre los habitantes del Mediodía francés, especialmente en el Languedoc, donde contaba con la protección de algunos señores feudales vasallos de la corona de Aragón.

Carcassone está situado en la región de Languedoc-Roussillon, al sureste de Francia y es conocida principalmente por su ciudadela amurallada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

El castillo de Carcassonne está dentro de la muralla y se empezó a construir a principio del siglo XII como residencia del vizconde Bernard Aton Trencavel. Sin dudarlo os diré que merece la pena hacer la visita guiada. Las vistas de la ciudad desde él son impresionantes.

Durante una de nuestras visitas, nos cruzamos con un grupo cultural de Aragón (me fastidia no acordarme del nombre) que estaba haciendo una representación medieval. Era como un bautismo de sus miembros más jovenes. Entrada la noche hicieron una representación de una lucha a espada.

Poco después de que se ponga el sol, iluminan las murallas y es el mejor momento para sacar una panorámica de la muralla y el puente viejo. En este caso son 8 fotos tomadas en vertical y unidas posteriormente con PS.

Carcassone puede servir además como centro de operaciones para conocer un poco la zona de la llamada Ruta de los cátaros. Si buscáis por internet hay un montón de información al respecto, pero, si os dejáis aconsejar, os diría que echáseis un vistazo a esta página web, loscataros.com

El Castillo de Foix se eleva sobre una roca calcarea a unos 60 metros del suelo. Además del interés turístico que tiene, también es reconocido por ser uno de los centros del catarismo. Según documentación conservada, se hablaba del castillo ya en el año 987.

El castillo de Montsegur esta situado en el pueblo del mismo nombre sobre la montaña del Pog a 1207 metros de altura. Es sin duda el lugar más asociado con el movimiento cátaro. El acceso al castillo se tiene que hacer a pie desde la base la montaña.  La subidita es un paseo no apto para vagonetas 🙂

Según cuenta la Wikipedia,  “Montsegur es un castillo lleno de misterios desde que se convirtió en fortaleza-santuario del catarismo. Numerosas historias en el transcurso de los siglos lo relacionan con el tesoro de los cátaros, misterios espirituales, cultos solares… Lo que sí parece estar comprobado es que fue construido por la Iglesia cátara, sirviendo de refugio para los perseguidos, y que se convirtió en el último refugio de los cátaros hasta el 1244, año en que las fuerzas armadas del Papa y la monarquía francesa atacaron el castillo. Sus enemigos lo denominaban la «Sinagoga de Satanás» o el «Vaticano de la Herejía»”

Uno de los castillos que más nos ha gustado es el de Peyrepertuse, en el pueblo de Duilhac-sous-Peyrepertuse. Una opción interesante es coger el audioguía (en español) que se ofrece (previo pago) cuando comienza la subida al castillo.

Otro de los castillos clásicos en la Ruta de los cátaros es Lastours. Está formada por cuatro castillos situados en las laderas de los montes que rodean al pueblo del mismo nombre. Los castillos de Lastours son un importante polo de actividad religiosa cátara durante el siglo XIII.

Para finalizar este viaje, nos acercamos al pueblo de Rennes Le Château. Este pequeño pueblo, además de ser regugio de los cátaros, se ha hecho famoso a raiz de la publicación reciente de varios libros (El código Da Vinci, entre otros), pero la historia más cercana se remonta a finales del siglo XIX y principios del XX cuando era párroco de la localidad Bérenger Saunière. Según cuenta la leyenda, mientras realizaba obras en la iglesia, pudo encontró unos documentos que comprometían a la Iglesia y esto le hizo conseguir mucho dinero. Otro de los documentos podría ser un arbol geneaógico de los merovingios que según algunos, podrían ser descendientes de Jesus de Nazaret.

Leyendas aparte, el pueblo está curioso de visitar.