Archivo de la categoría: 2012 – Austria

La región de Salzkammergut, en el corazón de Austria

La región de Salzkammergut debe su nombre a la “Oficina imperial para la producción y el comercio de la sal” donde antiguamente se llevaba la explotación del llamado “oro blanco”. Durante nuestro viaje a Austria, la primavera pasada, pasamos los últimos cinco recorriendo esta región llena de montañas, valles y lagos.

Elegimos como “centro de operaciones” el pequeño pueblo de Gosau, situado estratégicamente bien de cara a visitar Salzburgo, Hallstat e incluso para hacer una excursión hasta la carretera de montaña de Grossglockner.

Gosau, Salzkammergut

Secando la hierba cortada

En la cercana población de St. Johann im Pongau se encuentra el cañón de Liechtensteinklamm, uno de los más profundos y largos de los Alpes.

 Cañón de LiechtensteinklammCañón de Liechtensteinklamm

Otra de las atracciones de esta región, son las mayores cuevas de hielo accesibles del mundo (Eisriesenwelt). Para acceder a las cuevas, hay que coger un teleférico (bueno, también se puede hacer el trayecto andando, pero la subida es bastante dura) y luego un pequeño paseo hasta llegar a la entrada. Desgraciadamente no permiten sacar fotos en el interior :(, así que sólo os podemos remitir a la sección de fotos de la web de las cuevas. A pesar de no compartir esa “manía” de no dejar sacar fotos para preservar no se qué (ah! no, es para vender postales), para ser sinceros, hay que decir que el espectáculo que pudimos ver en el interior es impresionante.

Cuevas de hielo Eisriesenwelt

Desde la cueva se tienen unas muy buenas vistas de la fortaleza Burg Hohenwerfen, construida en el siglo XI, aunque su aspecto actual data del año 1570.

https://noquierotrabajar.wordpress.com

Quizás la mayor atracción de la región sea la población de Hallstat. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es conocida por sus casas de colores en la orilla del lago Hallstätter See, y por estar rodeada por las gigantescas montañas de la cordillera Dachstein.

Hallstat, Patrimonio de la Humanidad

Hallstat, Patrimonio de la Humanidad

Hallstat, Patrimonio de la Humanidad

Al noreste de Hallstat se encuentra la carretera de montaña Loser PanoramaStrasse. Como la mayoría de las carreteras de este tipo, es de pago; 15€ para turismos. Desde lo alto de esta sinuosa carretera, se tienen unas magníficas vistas de los valles cercanos y del lago Altausseer See.

Loser PanoramaStrassehttps://noquierotrabajar.wordpress.com

Fotográficamente hablando, las dos atracciones más importantes de Gosau son la cordillera Gosaukamm que rodea el pueblo y el lago Gosausee. Al contrario que la primera semana de nuestro viaje, el tiempo nos dió un respiro y pudimos disfrutar de unos amaneceres y atardeceres magníficos.

Gosaukamm, Salzkammergut

Gosaukamm, Salzkammergut

Gosaukamm y el lago Gosausee

Saludos,

Anna & Oskar

https://noquierotrabajar.wordpress.com

Desfile de Corpus Christi en Götzens, Austria

Götzens es un pequeño pueblo del Tirol, situado a apenas 7 kilómetros de Innsbruck y se caracteriza por su encanto rural. Algunas antiguas granjas son monumentos protegidos. En la primavera de 2012, durante nuestra visita a Austria pudimos disfrutar de una de sus tradiciones. La celebración del Corpus Christi. Esta fiesta religiosa católica, se celebra el primer jueves después de la festividad de la Santísima Trinidad (60 días después del Domingo de Resurrección).

Además de su gran belleza arquitectónica, la iglesia de San Pedro y San Pablo de Götzens destaca por su excelente acústica, y todos los años se celebran en ella varios conciertos de alto calibre. En este templo del siglo XVIII, de estilo rococó, se encuentra también el sepulcro del párroco mártir Otto Neururer. En 1996, año de su beatificación, la urna que contiene sus cenizas se colocó en el nuevo altar para honrarlo y recordarlo.

Iglesia de San Pedro y San Pablo en Götzens

Interior de la iglesia

Celebración de la ceremoria religiosa

Mientras se celebraba el acto religioso, (dentro de la iglesia no cabía un alfiler), pudimos ver como muchas casas del pueblo estaban decoradas para la ocasión y es que, como pasa en el resto de Austria, la población de Götzens es de mayoría católica.

Altar decorado

Altar decorado

Una vez finalizada la ceremonia religiosa, los participantes en el desfile fueron sacando ‘los pasos’ del interior de la iglesia y se unieron a las personas que les estaban esperando en el exterior. (banda de música y escuadrón militar incluidos)

Los jóvenes tambien participan

Escuadrón militar

Comienzo del desfile

Aunque no somos de los que van a este tipo de rituales (ni a ver, ni  a participar) nos pareció una buena ocasión para fotografiar algo diferente a los paisajes que estamos acostumbrados. Al no haber mucha gente, nos pudimos mover a nuestro antojo, al ritmo del desfile (eso si, siempre con respeto y sin molestar)

Jóvenes portando una virgen

Joven durante el desfile Banda de música

Comprobamos que todo el pueblo estaba volcado en la celebración. Personas de todas las edades…

Joven con el traje tradicional Las mayores del pueblo

Para acabar, y como viene siendo habitual, os dejamos con un video del desfile. Esperamos que os guste…

Saludos,

Anna & Oskar

Carretera de montaña Grossglockner

En 1922, un grupo de expertos austríacos tuvo la idea de construir una carretera de montaña hasta el Grossglockner para estimular el turismo internacional y atraer a gente con gran poder adquisitivo. Debido a la derrota en la I Guerra Mundial, Austria había visto reducido su territorio en una séptima parte, además de su potencial económico. Así todo, en 1924 se encargó a Franz Wallack la construcción de una carretera de montaña que atravesara el paso Hochtor.

Panorámica carretera alpina Grossglocker

Después de 5 años de trabajo (1930-1935) y según los plazos previstos, se inauguró la Carretera Alpina Grossglockner que uniría las poblaciones de Heiligenblut en la provincia de Carintia y Zell am See en Salzburgo.

La carretera Grossglockner discurre a través del Parque Nacional Hohe Tauer y poder disfrutar de unos paisajes alpinos increíbles tiene un precio. En el verano de 2012 el precio por atravesar la carretera era de 32€. Un precio que a priori puede parecer excesivo, aunque realmente está pensado, no como una zona de paso, sino como una buena opción para pasar un día completo disfrutando de la naturaleza a más de 2.500 mts. de altitud en su zona más alta. También hay que decir que pagando ese peaje tienes derecho a cruzar la carretera dos días diferentes dentro del mismo año abonando sólo 9€ adicionales. (esto hace, que si el primer día no lo puedes disfrutar por mal tiempo, tengas una segunda oportunidad por un precio mucho más asequible… como nos pasó a nosotros 🙂 ).

Peaje de entrada en Heiligenblut

Hablando de mal tiempo… si alguien os dice que, en pleno junio, os tiene que escoltar una quitanieves para atravesar un puerto de montaña, igual no le acabáis de creer. Pues bien, eso mismo fue lo que nos pasó a nosotros. El día amaneció bastante cubierto y con niebla (como casi todos los días que estuvimos en Lienz), y como las previsiones para los siguientes días no eran mejores, decidimos pasar el día por la famosa carretera de montaña Grossglockner. Hay que decir que con mal tiempo (muy mal tiempo) los paisajes no se disfrutan igual, así que decidimos ir directamente a la zona del Centro de Información Kaiser-Franz Josefs -Höhe situado a 2.369 mts. de altitud. Una vez allí y como el día no mejoraba, aprovechamos para visitar una exposición de vehículos a motor.

Exposición vehiculos a motorDetalle de primeros motoresExposición vehiculos a motor

Desde uno de los miradores que hay, se tienen unas vistas espectaculares del mayor glaciar de Austria; el Pasterze. El Glaciar de Pasterze tiene aproximadamente 8,4 kilómetros de longitud, lo que lo convierte en el glaciar más largo en Austria y en los Alpes orientales. Se encuentra en la cordillera Hohe Tauern en Carintia, directamente debajo de la montaña más alta de Austria, la Grossglockner

A decir verdad lo vimos un poco ‘desmejorado’. Según lo que hemos podido leer, retrocede 10 mts. cada año. (cosas del cambio climático, suponemos).

Como podéis ver en la siguiente foto, no fue el mejor día para disfrutar del paisaje…

Lengua del Glaciar Pasterze

Después de comer, el tiempo fue a peor y vimos como empezaron a caer unos bonitos copos de nieve. Al principio he de reconocer (y hablo en primera persona) que mi hizo hasta ilusión, pero una vez salimos del aparcamiento y nos pusimos en marcha, esos copos se volvieron más densos y tiñeron de blanco la carretera hasta tal punto que nos hicieron parar y esperar a ser ‘escoltados’ por una máquina quitanieves.

Máquina quitanieves en Grossglockner

En cuanto salimos de la zona de más altitud, le nieve desapareció rápidamente y sólo quedó un poco de nieve en nuestro coche a modo de prueba de lo que nos había pasado.

Restos de nieve en el cocheA pesar del susto de la nieve y de irnos con la sensación de que no habíamos podido disfrutar, aún teníamos algunos días por delante, así que nos quedaba una segunda oportunidad de volver. !seguro que esa vez sería la buena!

Pasados unos días y ya en nuestro último destino, Gosau en el distrito de Salzkammergut, vimos por internet que el tiempo mejoraba por la zona del Grossglockner y aunque nos quedaba un poco lejos, unos 100km, no podíamos irnos de Austria sin disfrutar de la carretera de montaña más famosa de Austria.

Y como no podía ser de otra manera, el día acompañó. A continuación os dejamos unas fotos que lo confirman.

GrossglocknerHohe Tauern National ParkA que el glaciar tiene otra pinta ???

Glaciar PasterzeAdemás de para los amantes de la naturaleza, la carretera es un auténtico paraiso para los moteros. Era raro que en cualquier parte del trayecto no nos cruzáramos con motos. Para muestra, os enseñamos uno de los aparcamientos del recorrido.

Concentración motera en Grossglockner

Para acabar el día, bajamos hasta Heiligenblut. Pueblo famoso por su iglesia y su campanario acabado en forma de aguja.

Heiligenblut, CarintiaA lo largo del recorrido pudimos ver señales que anunciaban la presencia de marmotas a lo largo del recorrido, pero no fue hasta el final de la tarde cuando pudimos verlas. Son bastantes huidizas, pero con un poco de paciencia pudimos sacarles unas fotos.Señal de presencia de marmotas

MarmotaParecía que tenía más curiosidad que nosotrosY como para volver a Gosau, teníamos que volver por donde habíamos venido, aprovechamos para disfrutar de un paseo en coche tranquilamente, sin prisas… como tiene que ser. Aquí os dejamos un pequeño video para que os hagáis una idea…

https://noquierotrabajar.wordpress.com

Saludos y hasta la próxima,

Anna & Oskar

https://noquierotrabajar.wordpress.com

!quién me lo iba a decir!

que después de 12 años me volvería a poner unos esquís.

Fue en el invierno del año 2000 cuando fui por última vez a esquiar. La verdad es que por aquella época siempre reservábamos una semana para disfrutar de la nieve. Íbamos varios de la cuadrilla y la verdad es que lo pasábamos genial.

Anna siempre quiso que mantuviera la afición por el esquí, pero la verdad es que, por una cosa o por otra, lo fui dejando hasta dejarlo totalmente olvidado. En mi defensa diré, que por contra, mi afición por la fotografía ha salido ganando :).

Bueno, a lo que vamos que me voy por las ramas. Esta primavera hemos estado en Austria. Después del pedazo viaje que nos hicimos el año pasado, este año tocaba algo más cerca.

Una de las excursiones que teníamos planificadas era la visita al Glaciar Stubai. Situado en el valle del mismo nombre, está a tan sólo a media hora de Innsbruck. Nuestra idea era subir al glaciar y desde allí hacer alguna ruta caminando. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando llegamos arriba y nos encontramos con una estación de esquí en toda regla… sus remontes, sus esquiadores y por supuesto, toda la nieve del mundo. Tengo que reconocer que no debí entender bien la guía cuando leí esta parte 😦

Después de unos minutos de incómodo silencio, nos miramos y nos dijimos: ¿y ahora qué? Pués a Anna se le ocurrió que, qué mejor lugar para retomar mi afición por el esquí que en los Alpes Austriacos.

Una vez más (y ya van unas cuantas), tengo que darle las gracias a Anna por animarme a volver a ponerme unos esquís y por aguantar sola las tres horas que estuve pista ‘parriba, pista ‘pabajo.