Parque de la naturaleza de Cabárceno, Cantabria

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno está situado en el municipio que le da nombre, a 15 km. de Santander, en la provincia de Cantabria. En él podemos ver cientos de especies de animales viviendo en semi-libertad. El parque ocupa una superficie 750 hectáreas y está construido en el espacio que ocupaba una antigua mina de hierro a cielo abierto.

Para los que no hayáis estado nunca, comentaros que se puede acceder al interior del parque con el vehículo (casi se podría decir que es obligatorio debido a lo grande que es). Los recintos de los animales están perfectamente protegidos para preservar su tranquilidad a la vez que permite una perfecta observación de los mismos, sin ningún tipo de riesgo para los visitantes. Eso si, si no queréis ver a los animales tumbados a la sombra o peor, no verlos porque se han ido a otras zonas, os recomendamos encarecidamente que vayáis a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

Nuestra visita al parque no fue elegida al azar. Queríamos tener un primer contacto con nuestros amigos los osos (hermanos de los que esperamos ver en nuestro próximo viaje a Canadá) y además, queríamos probar nuestra última adquisición, el teleobjetivo 300mm f4L IS de Canon.

Cuando llegamos a la zona de los osos pardos nos llevamos una grata sorpresa al ver que había por lo menos cincuenta ejemplares. Estaban en la zona más baja de su recinto por lo que se les podía observar perfectamente. Había de todo!!!!! Grandes ejemplares y también más pequeños que suponemos eran crías de otros años. Pero lo más emocionante, fue cuando, en una zona más elevada apartada del resto, nos encontramos con una osa y su cría.

Mamá osa y su cría

De verdad que era como un osito de peluche. La madre no se separó en ningún momento de la cría, sobre todo, cuando andaba algún oso macho cerca. Tampoco faltaron las muestras de cariño entre ambos.

Parque Naturaleza de Cabárceno

Eso si, cuando hizo falta corregir algún comportamiento, ahí estaban los dientes y las garras de la madre (como para no hacer caso a la primera, jejeje 🙂 )

Parque Naturaleza de Cabárceno

A medida que el día iba avanzando, los osos fueron hacía posiciones más elevadas y escondidas y decidimos que era el momento de recorrer otras zonas del parque en busca de otras especies. Una de las que más nos llamó la atención, fue el rinoceronte. En el recinto había dos rinocerontes adultos y una cría. En un momento especial de luz, pudimos retratarla junto a su madre. El macho, apartado, no hacía más que trotar de un sitio a otro. A pesar de estar tras una valla, ver como se acerca un animal que puede pasar de las tres toneladas trotando hacía nosotros, nos inspiró bastante respeto.

 Rinocerontes en Cabárceno

Y ahora le tocaba, al Rey (y no nos referimos a Elvis, jejeje). Durante el tiempo que estuvimos observándole, apenas cambió la expresión de la cara. Serio… muy serio. Un poco más apartadas, estaban las hembras.

También pudimos ver un lince (no sabemos distinguir si es el ibérico o el europeo). Como veis no nos hizo mucho caso. Y finalmente unos bisontes europeos. A pesar de su gran tamaño, no impresionan tanto como el bisonte americano. (!como echamos de menos las manadas de bisontes cruzando las carreteras en Yellowstone¡)

León, lince y bisontes

Y después de comer, nos fuimos en busca de otras especies que no habíamos visto hasta el momento. En las siguientes fotos, un Ñu azul, una pareja de Antílopes Sable y una mamá elefante con sus dos crías. Mientras estuvimos observándolas, no dejaron ni un momento de jugar mientras la madre las vigilaba a pocos metros.

nqt_0486

Y cuando el sol empezaba a bajar, pensamos que no había mejor forma de acabar la visita al parque que volver donde nuestros amigos los osos (lo sentimos, pero es que tenemos debilidad). Mientras localizábamos a la cría, pudimos ver como otras dos crías (bastante más grandes que la otra) jugaban a las peleas (¡¡¡¡¡como si fueran niños… si es que nos parecemos a los animales más de lo que pensamos!!!!!)

Ya a punto de marchar, aparecieron de nuevo la mamá osa y su inseparable cría. Esta vez nos deleitaron con unas clases de escalada. De verdad que fue una gozada ver cómo seguía a su madre allá por donde iba (por escarpado que fuera el terreno). También hubo un momento gracioso donde la cría parece preguntarse: where in my mom? (¿dónde está mi mamá?)

where is my mom?

Y para acabar, una bonita postal.

Parque de la Naturaleza (Cabárceno)Esperamos  que os haya gustado este pequeño resumen de lo que se puede ver en el Parque de la Naturaleza de Cabárceno. Os animamos a que lo visitéis y os recordamos que, si no queréis ver a todos los animales tumbados a la sombra, evitéis las horas centrales del día.

Saludos,

Anna & Oskar.

 

 

 

Anuncios

Publicado el agosto 20, 2014 en Cantabria, Escapadas y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s