Isla de Skye, la joya de las Highlands

La Isla de Skye es la más grande de las islas Hébridas. Perteneciente a la región de Las Highlands, es visita obligada de cualquier viajero que recorra Escocia. Durante nuestro viaje, en 2013, disfrutamos durante cuatro días de los increíbles paisajes que ofrece esta isla. La capital, Portree, con apenas mil habitantes, es famosa por su pintoresco puerto y sus casas de colores.

Portree, capital de la Isla de Skye

Además del ferry entre Armadale y Mallaig, se puede acceder a Skye por carretera a través del puente del mismo nombre y que une las poblaciones de Kyle of Lochalsh y Kyleakin. Siguiendo por la carretera A87 se llega a Sligachan. Allí conservan un antiguo puente de piedra que, junto a la cordillera de las Cuillins al fondo, ofrecen una bonita postal. Tomando la desviación hacia la A863 y tras 40 km., llegamos al Castillo de Dunvegan, casa del Clan McLeod durante más de 700 años. Hoy en día se siguen realizando reuniones de quienes comparten el apellido que da nombre al castillo.

Sligachan & Dunvegan Castle

Neist point es considerado como el mejor lugar de Skye para ver ballenas, delfines, marsopas y el tiburón peregrino. El mar que rodea el punto está lleno de aves marinas como alcatraces y cormoranes.También es famoso por sus formaciones rocosas, que son muy semejantes a los de la Calzada del Gigante en Irlanda del Norte. Se dice que la calzada se extiende bajo el mar de Irlanda del Norte a la isla de Skye.

Neist Point

En el lado opuesto de la isla, junto a la carretera de Portree, se encuentra Old Man of Storr. Un monolito de 49 metros creado por la erosión de la meseta donde está ubicado. La ruta hasta llegar a la base de la roca no es demasiado complicada y en un par de horas se puede hacer, aunque cuando llueve, el ‘paseo’ se complica bastante.

Old Man of Storr

Otra de las curiosidades de la isla son las columnas de basalto totalmente verticales donde se encuentra el acantilado Kilt Rock. Desde lo alto, caen las aguas del Mealt Loch hacia el mar.

Kilt Rock

Y para acabar con este breve repaso, no nos podemos olvidar de las famosas vacas de las Highlands con su tupido flequillo y las cabinas telefónicas de color rojo, típicas del Reino Unido, ubicadas en las localizaciones más remotas y aisladas.

Highlands Cow & Red telephone box

 

Anuncios

Publicado el abril 23, 2014 en 2013 - Escocia, Viajes y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Que maravilla de fotos, son impresionantes. Estamos pensando en la posibilidad de ir a escocia a finales de septiembre o la primera semana de octubre. ¿Sabeis si en ésa época aún podemos encontrarnos con los molestos midges? Tengo reacciones alérgicas a los mosquitos. Si todavia pueden haber, quizás iríamos en otra época del año. Muchas gracias

    • Hola, me alegro que te gusten las fotos. Escocia es un país maravilloso.

      Sobre los mosquitos, no sé qué decirte. Nosotros fuimos durante las tres primeras semanas de septiembre y no te voy a mentir, había mosquitos y bastantes molestos. A mi me abrasaron (llegué a contar 70 picaduras). En cambio a mi pareja no le picó ninguno.

      Lo que si te puedo decir que las picaduras no hicieron que no disfrutara del viaje. Estamos enamorados de Escocia.

      Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s