¡Yellowstone nos abre sus puertas! Parte III

Nuestra tercera etapa en Yellowstone comienza en Norris Geyser Basin, la zona más caliente de geiseres del parque. Muchos de los manantiales de agua caliente y fumarolas tienen temperaturas por encima de los 90°C.

Cuando llegamos, había todavía poca gente así que aprovechamos para hacer la visita tranquilamente. Es un lugar digno de ver. Parece un paisaje interplanetario. Fumarolas, geiseres escupiendo agua…. ¡una pasada!.

Lo único malo de este lugar es el olor a bomba fétida que lo inunda todo. La causa es la alta concentración de sulfuro de hidrógeno y dióxido de carbono. En la entrada avisan que si te empiezas a marear, abandones el lugar inmediatamente.

Tras un intento fallido de ascender al Mount Washburn (el sendero estaba cerrado por la nieve), fuimos a visitar la zona del Gran Cañon del rio Yellowstone. Cuatro datos de interés: 32 kms. de largo, 305 mts. de profundidad y una anchura que varía entre 450 y 1.200 mts.

En primer lugar fuimos a ver las Upper falls desde arriba. Fue impresionante ver la cantidad de agua que caía. El ruido era ensordecedor.

Seguido, cogimos North Rim drive hasta llegar a Inspiration Point. Las vistas del gran cañón de Yellowstone son increíbles. Parece mentira que el agua pueda crear maravillas así.

Rodeamos todo el cañón hasta llegar a Artist Point. Lo bueno de este lugar es que se tiene una vista privilegiada del cañón con ambas cascadas (lower 93 mts. y upper 33 mts.) al fondo.

Uno de los mejores lugares para observar fauna en Yellowstone, son las praderas Gibbon. Como se ve en la foto, encontramos zonas anegadas debido al deshielo.

Había unas cuantas manadas de bisontes. Algunas estaban lejos, pero otras, no tanto.

Paramos también a ver Gibbon Falls que, como podéis ver, llevaban mucha agua. Se ven desde un mirador que está al lado de la carretera.

Para acabar el día, encontramos una manada bastante grande de bisontes cerca de Fountain Paint Pot.

Nuestro último día en Yellowstone amaneció nublado aunque habíamos leído que las previsiones de lluvia serían escasas. Eran las 7:50 y ya dejábamos el hotel.

Nuestra primera parada del día, Fountain Paint Pot y hemos de decir que nos gustó mucho. Era como un paisaje lunar con geiseres, fumarolas y el barro haciendo “chop-chop”. Algunos géiseres escupían de lo lindo.

A continuación hicimos el recorrido por Firehole Lake Drive (Lower Geyser Basin). Una carretera circular de un solo sentido donde se pudimos ver lagos, manantiales de agua caliente y dos geiseres importantes. El White Domme y el Great Fountain Geyser.

Seguimos dirección sur hacia West Thumb, nuestro plato fuerte del día. Pasamos junto a Black Sand Basin y como el día que lo visitamos el anterior nos había acompañado el tiempo, decidimos volver a verlo. ¡vaya diferencia! La luz de tormenta hacía que los colores, ya bonitos de por sí, resaltaran aún más.

Justo cuando íbamos a dejar atrás la zona de Old Faithful, nos dimos cuenta que nos habíamos pasado otra zona recomendada en la guía de trotamundos. Biscuit Basin. Mereció la pena retroceder para verlo.

Sobre la hora de comer, llegamos a West Thumb, la última zona de geiseres que íbamos a visitar en Yellowstone. ¡vaya chasco! Estaba cerrado por “bear activity” (osos en la zona) y nosotros sin ver ninguno en todo Yellowstone. ¿Yogi y Bubu serían un mito?

El tiempo que nos quedaba hasta empezar a bajar hacia Grand Teton, lo dedicaríamos a dar una vuelta por las orillas del Lago Yellowstone. ¡qué decisión más acertada!

A parte de ver más ciervos en las orillas del lago, descubrimos un paisaje diferente al que habíamos visto hasta ahora. Rodeamos el lago y nos encontramos con la orilla helada. En algún tramo como el hielo se estaba deshaciendo y soplaba viento fuerte, las olas movían el hielo quebrado, con un sonido muy peculiar como de cristales rotos.

A media tarde, con mucha pena, dimos por finalizada nuestra visita a este maravilloso parque y nos dirigimos hacia el sur. Grand Teton sería nuestra casa durante los próximos dos días. El camino de bajada estaba lleno de nieve y encontramos el Lewis lake completamente helado y cubierto de nieve. La capa de hielo parecía bastante gruesa y sin signos evidentes de que se estuviera rompiendo. El lago es bastante grande y fue magnífico verlo en estas condiciones.

Anuncios

Publicado el diciembre 31, 2011 en 2011 - EE.UU. Parques Costa Oeste, Viajes y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Gran blog y muy buenas fotos compañero. Te queria preguntar cual de los hoteles que hay en yellowstone es el mas idoneo para ospedarse en el tema de tenerlo todo un poco mas a mano y que no este muy apartado. Asi me voy orientando un poquito. Gracias.

    • Hola David,

      no sé si te vamos a poder ayudar mucho, pero te contamos nuestra experiencia. Cuando empezamos a buscar alojamiento (unos 4 meses antes del viaje), apenas quedaba sitio ya dentro del parque y lo que quedaba era muy caro. Por eso decidimos buscar en West Yellowstone. Un pueblecito situado en la entrada oeste del parque (a apenas 500 mts.). Lo bueno que tiene West Yellowstone es que está en la mitad del “ocho” que forma el parque, por lo que todo está más o menos “a mano”. Eso si… tienes que tener en cuenta que Yellowstone es enorme…

      Esperamos haberte aclarado tus dudas. Si necesitas alguna cosa más, ya sabes donde estamos.

      Saludos,
      Anna & Oskar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s